jueves, 25 de julio de 2013

Venganza



Los escuché hablar. Al principio era sólo un murmullo, por eso no estaba segura. Luego lo oí claramente, pensaban deshacerse de mí. No lo esperaba, la decisión me tomó por sorpresa. No se molestaron en ocultarlo, ni dismular delante mio. Claramente manifestaron que supe tiempos mejores, y era hora de hacer algunos cambios, entre los cuales yo ocupaba un papel fundamental. Me sentí humillada, que poco valor daban a mi presencia, años de sostén, de apoyo, sin una queja cuando me aplastaban, o me pisaban despiadadamente. A veces eran varios juntos, y jamás me escucharon rechinar. Ni hablar de mi calidad indiscutible y años de servicio.
Pensé que debía darles una lección, por eso esa noche, cuando Carla se acostó sobre mí, con leves crujidos de mi noble madera  me la tragué de un sólo bocado. No me remordió la conciencia y ni siquiera  fue la primera vez ...

18 comentarios :

  1. Una "noble" venganza, como la madera de la que está hecha!
    Me gustan tus relatos. Bordas los finales y eso es arte, mi niña.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juglar, me hace muy bien saberlo :)
      Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Al final no. Pero seguro qe tienes remordimientos???

      Un beso.
      Pd. Todo marcha bien o almenos eso creo.

      Eliminar
    2. Jajajaja :)
      Me alegro que todo marche bien

      Eliminar
  3. Jajajjajaa, que bueno!!!!

    Bravo!!!

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Y yo leyendo esto antes de irme a dormir... Ya verás que nochecita. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Que imaginación! Me encantó!


    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilyn, me alegro que te haya gustado.
      Abrazo

      Eliminar
  6. Gabriela, ¿será cierto que la venganza es el placer de los dioses?. Muy buen relato.

    Nun gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Caí aquí no sé cómo. ¡Me gustó mucho el relato! Deja una enseñanza ineludible: no expresar en voz alta los deseos de reemplazar a un mueble, jamás!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es un buen consejo ;) Noelia. Gracias por tu visita.

      Eliminar
  8. Aprendi una leccion, dejare de ser desconsiderada
    Muy buen relato
    Abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario :)