viernes, 2 de marzo de 2012

Qué me importa !

Hace muchos, muchos, muchísimos, muchisimisimos años, en un lugar remoto, de por allá, nació el pueblo "Que me importa". La historia es así: el pueblo fue creado por Don Felipe De la Vega, tras llegar a un lugar muy hermoso y aparentemente deshabitado, decidió instalarse junto a su numerosa familia y sirvientes. Una mañana, le llegaron rumores que en esa aldea vivían escondidos unos elfos y que no era conveniente quedarse en el lugar, ya que estos tenían muy mal carácter con los intrusos.
- ¡Qué me importa! ¡Qué me importa! ¡Qué me importa- dijo ofuscado Don Felipe De la Vega que se enojaba con facilidad, sobre todo si alguien se oponía a sus deseos.
Así es que la familia se quedó en el lugar.
Los hijos de Don Felipe quedaron encantados ya que parecía un sitio copiado de sus libros de cuentos.
Miguel, el menor de los hijos del matrimonio, y el más travieso, jugaba una tarde con las hojas que el viento soplaba, planeando, subiendo, bajando, haciendo remolinos hasta que aterrizaban y otra vez subían, en un interminable vuelo que alejó a Miguel sin que se diera cuenta. De pronto vio una puerta de madera, en un gigantesco árbol. Pudo más la curiosidad que la prudencia y con no poco esfuerzo abrió la puerta y se metió. Comenzó a caer y caer hasta que un colchón de hojas frenó su caída. Unos hombres extraños, de orejas alargadas lo miraban con cara de pocos amigos.
- ¿Como te atreves? Le preguntó el elfo vestido de verde
Miguel lo miró con la cara de inocencia que sabia poner para evitar los enojos de su padre, quien sentía por su hijo menor una evidente debilidad y las reprimendas de su madre cuando se enfadaba por sus travesuras. Pero no funcionó.
- Te pregunte como te atreves, niño. ¿No sabes respetar la propiedad privada?
- Es que no sabia, no quise, no…
- No me importa, todos ustedes los humanos hacen lo mismo. No saben lo que es el respeto. Vienen, se instalan, ocupan, invaden… No les importa nada.
- ¡Es cierto! dijo Miguel, por eso mi papá le puso "Que me importa" al pueblo.
Miguel al ver la mirada furiosa de los elfos comprendió demasiado tarde que no había sido acertado su comentario.
A una señal del elfo vestido de verde se alejaron todos los elfos unos pasos para conversar, haciendo un circulo a su alrededor. Tras unos minutos tomaron una decisión, que le comunicaron a Miguel y este empalideció. No creía que esta vez su cara de inocencia fuera a ayudarle mucho con su papá, éste se enojaría mucho con el.
Al  cabo de unas horas salieron todos los elfos junto a algunas mujeres elfas que alimentaron a Miguel y lo mimaron, haciéndolo olvidar por un rato el problema en que estaba metido.
Cuando llegaron, Don Felipe, su mujer y todos los hermanos estaban esperándolos. Miguel evitó mirar a su padre a los ojos, ya que temía ver su rechazo y enojo.
Don Felipe dio un paso al frente y dijo: acepto el trato, devuélvame a mi hijo y nos iremos de acá mañana por la mañana.
El elfo vestido de verde, que se llamaba Muron le dijo que estaba de acuerdo.
-Momento padre, dijo la elfa Ágata. Tengo que decirte algo importante.
Agustín, el hermano mayor de Miguel también se adelantó y tomó la mano de Ágata. Un murmullo común, de asombro, de humanos y elfos se escuchó en la aldea.
-Agustín y yo nos amamos padre, y queremos pedirte que nos permitas casarnos, y que su familia pueda seguir viviendo en la aldea.
Muron, se quedo sin palabras por primera vez. Amaba a Ágata mas que a su propia vida, y sabia en lo mas profundo de su ser que jamás podría negarse a un pedido suyo. Pero a la vez, tenia la obligación, como líder, de preservar su espacio y privacidad, como lo venia haciendo desde hace siglos.
Nuevamente una imperceptible señal y los elfos del Consejo se reunieron a su alrededor, debatiendo, analizando, tratando de resolver el problema.
Finalmente se tomó una decisión. Nada podía hacerse en contra del amor, cuando éste aparecía. Por eso se les permitió a Don Felipe de La Vega quedarse en el pueblo " Que me importa" junto con toda su familia y los elfos que vivieron en armonía.
Cuenta la leyenda, que a partir de ese día el pueblo cambió de nombre. Ahora se llama  " Pide permiso".

21 comentarios :

  1. Precioso y con la moraleja de que el amor lo puede todo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que bonito que así fuera en esta vida.. el respeto ante todo.. las culturas, países. etc..

    +Un abrazo
    Saludos fraternos...

    Que pases un buen fin de semana,..

    ResponderEliminar
  3. Muy curioso... ¿lo has escrito tú? :) Me gusta que después de todo cambiara el nombre, es mucho mejor jaja, y que antepusieran el amor y la unidad a la marcha de Don Felipe. Me gusta :) Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hermosa leyenda, siempre es lindo cuando triunfa el amor
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una historia cuento,ejemplarizante y llena de magia.
    Hasta con moraleja!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Maria es lindo creer que el amor todo lo puede.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El respeto es un valor bastante olvidado.
    Besos Adolfo

    ResponderEliminar
  8. Natalia lo escribi yo, claro.
    Me alegra que te guste.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Asi es Lapislazuli, será asi solo en las leyendas?, jajajaja. Elijamos creer que tambien en la realidad.
    Beso

    ResponderEliminar
  10. Si una historia con un toque diferente.Para cambiar un poco...
    Besito Marinel

    ResponderEliminar
  11. mi comentario querida Gaby es..... excelente es una leyenda muy linda, me encanto, felicidades otra vez besos enormes

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla si se pudiera vivir en un mundo asì....ufffff...como son los sueños..

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  13. Si es que lo que no se habrá hecho a lo largo de los tiempos en aras del amor!!!! me encanta!!!! el amor lo puede todo y somos tan tontos que aún nos sigue importando más el dinero.
    Como somos!!!
    Mil besos niña!!

    ResponderEliminar
  14. Vivir en un mundo de amor y respeto mutuo sería maravilloso Fus.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Metamorfosis los valores están cambiados, y poca gente antepone el amor.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  16. Que lindo sería vivir en un lugar así. Hermosa leyenda con una maravillosa moraleja sobre el amor.

    ResponderEliminar
  17. Seria lindo hacer de nuestro mundo un lugar mejor.
    Besos Marilyn

    ResponderEliminar
  18. El amor componiendo lo que los demás desarreglan. Un cuento tierno con un final feliz. Creo al igual que el amor puede hacer de este mundo un lugar mejor

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Seguro que si Daniel.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  20. Felicidades,claro que si! viva el amor en todas sus expresiones,el amor siempre será amor,algo tan bonito,que sobran palabras,gracias por ofrecer buena lectura.
    Saludos Gamyr.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario :)