jueves, 26 de enero de 2012

Corazón anudado

Mi primer trabajo presentado en ADICTOS A LA ESCRITURA- Consigna: SENSACIONES
Me encanta. Anita me acaricia. Me hamaca. Me duerme. Me sube a la calesita. En realidad, la calesita del parque me gusta, la otra no, esa donde me pone su mamá, aplastado, con mucha ropa sucia y  me deja mareado muchos días y con gusto a jabón en la boca. A Anita tampoco le gusta que la mamá me ponga ahí. A veces se asoma a mirarme, y da grititos cuando ve una partecita mía entre montañas de ropa y espuma. Después salgo estropeado pero limpito, con olor a flores...

Hoy estoy triste, hace días que Anita ni me mira. Es que recibió una muñeca nueva, y parece que se olvidó de mí. La lleva a pasear en el cochecito, la acuesta a dormir, le da de comer... Comienzo a mirar a mi alrededor y veo otros como yo, con la mirada triste y el corazón de trapo hecho un nudo. No estoy solo. Me acerco a un león y lo miro. El no parece verme. Me tiro hacia adelante y con mi pata lo toco. Ahora sí me mira, y creo ver un esbozo de sonrisa. Me acerco un poco más, y ya no hay dudas, me sonríe. Hace tanto que nadie me toca que me había olvidado lo que se siente, me dice apenado. Comenzamos a charlar; y los otros, que al principio nos miran asombrados, se van acercando lentamente. Pronto somos un gran zoológico de suave peluche, de colores y tamaños variados, pero en todos puede verse la decepción. Charlamos toda la noche. Finalmente decidimos crear el Sindicato de los Muñecos Olvidados. Comprendimos que no éramos los únicos, debía haber muchos más como nosotros, en otras casas, otros barrios, otras ciudades, otros países. ¡Seremos millones en el mundo! Debíamos organizarnos. Yo fui nombrado el presidente, un puesto de gran responsabilidad. Al león lo nombré mi secretario, no le importó, no se creía el rey me dijo guiñándome un ojo. El mono se ofreció a ser el vocero, ya que podía ir por los árboles desparramando la noticia. Al cabo de una semana éramos muchos, teníamos que ser cuidadosos y no armar barullo. La mamá de Anita entró de repente, nadie se había percatado, hasta que fue demasiado tarde. Nos vio a todos en ronda, debatiendo ideas y proyectos. Es cierto, la habitación estaba desordenada, alborotada... La mamá retó a Anita, que lloraba acongojadamente, mientras trataba de explicarle a su madre que ella no había causado ese caos. La mamá le dijo que tenía demasiados juguetes, que ella no podía limpiar todo el día y acomodar tanto desorden, porque ella ahora tenía un bebe en la panza, un hermanito para Anita, y debía guardar reposo. Se pusieron de acuerdo. Todos comenzamos a temblar, enormes bolsas negras aparecieron como por arte de magia, y nos fueron poniendo a todos. Unos pocos se salvaron. Cuando ya no cabíamos más nos cerraron con fuerza, aplastándonos casi sin poder respirar. Nos llevarían a un lugar nuevo, tal vez hasta que nazca el hermanito...

Pasó el tiempo, nadie vino a buscarnos jamás. Se apagaron nuestros sueños, nuestros proyectos.  Quedamos en la oscuridad absoluta. Nuestro futuro es tan negro como la gran bolsa de nylon que nos 
cobija.

46 comentarios :

  1. Me recordó a Toy Story.

    Muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La triste realidad de los juguetes usados,o no a veces,porque se les quedan prácticamente nuevos y ya están olvidados...
    Lo mejor es hacerles acompañarnos y llevarlos a hogares como orfanatos por ejemplo,donde los niños los reciben ilusionadísimos.
    Es una manera de que comprendan,compartan y valoren.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me pasó lo que a toro...es un cuento muy hermoso aunque un poco triste.
    mil besos.

    ResponderEliminar
  4. Es asi, lo mejor es donarlos y alegrar el corazón de otros niños.
    Besos Marinel

    ResponderEliminar
  5. Es triste Morgana, pero pasa...
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Creo que todos los juguetes han pasado por ese estado de “sentirse desplazados” por el nuevo que llega, así que no quiero una barbie (aunque si pudiera achicar mis caderas no me vendría nada mal)
    Me ha gustado la historia, es tierna, y si la miramos desde el ángulo de la vida esto suele suceder con otras cosas; todo se va renovando, aunque lo nuevo no sea lo mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Jajaja VivianS, quien no sueña con ese cuerpo de Barbie? Hay que conformarse con lo que hay.
    La renovación siempre es buena, pero pobres juguetes... Si al menos los regalaran a otros niños...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muy tierno y muy triste. Actualmente algunos niños tienen tantos juguetes y a veces no disfrutan ninguno, mientras hay otros que nunca tuvieron un juguete.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Probrecitos, ojala esa bolsa hubiera sido entregada a algún niño que no tenía!!
    Me gustó mucho, muy tierno!!

    Un gusto pasar a leerte!!

    ResponderEliminar
  10. Es una triste realidad.
    Besos Lapislazuli

    ResponderEliminar
  11. No me esperaba el final, ha dado un giro drástico...es triste, pero como has dicho, esas cosas pasan.

    ResponderEliminar
  12. Hola GaMyr:

    Las circunstancias de la vida real nos hace pensar que no todo desenlace tiene un final feliz.

    En el caso de los peluches es muy común.

    Cuando se acerca fin de año ó principios de vacaciones de verano, mi familia y yo nos dedicamos a limpiar la casa y es muy triste tirar a la basura algo que almacena tus recuerdos y que muchos no podemos percatar.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  13. Pobres peluches, jooooo...

    Muy tierno y dulce, me ha encantado:D

    Bienvenida, adicta^^

    Pásate a leer el mío si quieres, por aquí me tendrás:D

    Besikosss

    ResponderEliminar
  14. Que nostalgia. Todos hemos tenido algún juguete que nunca olvidaremos. Él nos acompañó en la infancia sacándonos risas y enjugando nuestras lágrimas. Que tiempos tan bonitos. Un beso Gamyr.

    ResponderEliminar
  15. Angy w. me alegro haberte sorprendido.
    Besos de bienvenida !

    ResponderEliminar
  16. Karuna claro que no siempre hay finales felices. Es parte de la vida.
    Ta; vez, en vez de tirasrlos podrian llevarlos a un hospital u orfanato. Asi la sensacion de alegrar a otros apaga la tristeza.
    Besos y bienvenida al blog!

    ResponderEliminar
  17. Karol gracias !!!
    Ya te estoy leyendo, besos !!!

    ResponderEliminar
  18. Karras los juguetes acompañaron nuestros momentos más tiernos, y claro que los recordamos!
    Besos

    ResponderEliminar
  19. a mí también me recordó a Toy Story, pero más realista... los juguetes siempre salen perdiendo con nosotros los humanos...

    ResponderEliminar
  20. Puede ser que asi sea. Depende.
    Gracias y bienvenida Debora :)

    ResponderEliminar
  21. Hola Gamyr!

    Bienvenida a Adictos :D

    Nunca pensé que un peluche pudiera sentirse así u.u mira que tuve muchos, recuerdo a un gran conejo que tuve cuando era niña; se rompió y lo tiraron a la basura sniff!

    Al menos me siento bien de que tengo un par junto a mis queridos libros :D

    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. Hola Esther, tal vez no todos los peluchas sientan asi, al menos eso espero!
    Que lindo que tengas algunos, a mi tambien me encantan !
    Besos y gracias :)

    ResponderEliminar
  23. Todo pasa, nada es permanente, y así también muchas veces nos hemos sentido como esos juguetes… ¡desplazados!
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  24. muy buen comienzo en Adictos, linda, me encantó este texto y te felicito por la elección

    besos

    ResponderEliminar
  25. Endless Love, no lo habia pensado asi, pero es cierto, muchas veces nos sentimos desplazados.
    Otro abrazo para vos.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Laura !!! Muchas gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Se me hizo tan triste tengo la manía de ponerme en el lugar de los personajes y sentir lo que sienten, y tu haces y tu escrito me hace aún más fácil ahcerlo jejeje, donarlos si es la mejor opción <3
    Gracias por tu escrito y por tu visita a mi espacio :)

    ResponderEliminar
  28. Seguro que es triste Lunella, tambien intente yo ponerme en el lugar de un peluche para sentir como el.
    Gracias y bienvenida :)

    ResponderEliminar
  29. ¡Qué cuento tan bonito!
    Me hizo recordar a la peli Toy Story, aunque tu relato es mucho mejor.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  30. Triste final, pero muy buen relato, por momento crei que se armaría una guerra de amor de peluches ;) ¡saludos!

    ResponderEliminar
  31. Hahaha, muy tierno, por un momento pensé que se revelarían contra la niña. Me encantó.


    Cris S.

    ResponderEliminar
  32. Hola :D

    Los juguetes son la cosa más triste y hermosa del mundo uwu.

    Pero me he acordado de ello, con estos relatos. La cruda realidad. Es tierno y deja un sabor agridulce.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  33. Ya me lo han dicho Towanda ( lo de Toy Story digo) , que mi relato es mejor no, jajajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Mario O. D tal vez la próxima! Gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Pukitchan los juguetes son una parte importante de nuestra vida, la niñez que ya pasamos,algunos hace tiempo :)
    Besos y bienvenida ♥

    ResponderEliminar
  36. Que triste el final.. Yo aun pensaba que tal vez los iban a llevar a otro lugar con otros niños.. que mal que no.
    Bonito relato
    Besos :)

    ResponderEliminar
  37. Kate hubiera estado bien que asi lo hicieran, tal vez algun dia...

    ResponderEliminar
  38. Pobre peluche y sus sueños rotos. Esta es la sociedad del usar y tirar, quizás por ello no valoramos jamás lo que tenemos, por poco o viejo que sea.
    Un saludo
    ibso

    ResponderEliminar
  39. Es verdad, ya todo es descartable.
    Saludos Ibso, gracias por tu visita y comentario :)

    ResponderEliminar
  40. Muy triste, no pude dejar de recordar a Toy Story, creo que desechamos todo en nuestra vida cuando conseguimos un juguete nuevo

    ResponderEliminar
  41. Hay juguetes que son especiales y ningun otro lo puede reemplazar.
    Gracias por tu visita Allosaurus :)

    ResponderEliminar
  42. hola GaMyr,
    algunas veces es así en la realidad. Bonita y triste historia, a la vez muy buena..


    Extrano tu gadget "submit by email"


    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  43. Gracias Rebecca.
    Un abrazo
    Me fijo, yo no lo saque :(

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario :)