domingo, 6 de noviembre de 2011

¿Cómo decirte adios?

Tenemos toda la vida por delante. Siempre es así. Solo cuando llegamos a viejos pensamos en la muerte. No somos inmortales, aunque a veces lo olvidemos. Vivimos inmersos en nuestras diarias preocupaciones, corremos para pagar las cuentas a fin de mes, llegar al trabajo a horario, ir a buscar a los hijos, tramites, siempre peleando contra el reloj. No nos detenemos a pensar, no hacemos un alto en nuestro diario trajinar. Aunque no pensemos en ello el destino está marcado. Y nosotros no sabemos cuando nos toca. No estaba preparado para perderte. No imaginé quedarme solo a los cuarenta y cinco años. Sin mi compañera, mi sostén. El puto cáncer te llevó, te robó de mi lado.¿Cómo despertarme a la mañana sabiendo que no voy a ver más tu sonrisa? ¿Cómo empezar el día sin sentir tu cuerpo tibio dormido junto a mi? ¿Cómo mirar a nuestros hijos y verte en sus ojos, solo que más tristes? ¿Cómo mi amor, decime como?


Dejó la lapicera en el escritorio, miró a través de las lágrimas, una vez más el retrato de su esposa, se levantó y caminó pesadamente hacia la ventana…

14 comentarios :

  1. Cuánta razón, amiga Gamyr, pasamos toda la vida peleando por tonterías sin valorar como se merece lo que tenemos al lado.
    Precioso texto, con un toque nostálgico que me encanta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Si Towanda, cometemos muy a menudo el error de vivir preocupados y olvidandonos de lo verdaderamente importante.
    Otro abrazo para vos.

    ResponderEliminar
  3. El amor es una muestra mortal de la inmortalidad.

    Fernando Pessoa

    ResponderEliminar
  4. Lo más malo que tiene el tiempo
    es que no tiene vuelta atrás...

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  5. Comparto lo que dices, es que a veces no sabemos aprovechar el tiempo, lo dilapidamos en tonteras, sin valorar lo que tenemos al lado. Muy buen post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Si Daniel, el amor va más alla de nosotros mismos, trasciende tiempo y lugar. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  7. Si Daniel, el tiempo no hace cuentas, y si pasa nada puede hacerse para recuperarlo.
    Tamally maak

    ResponderEliminar
  8. Gracias Alma, bienvenida a mi refugio!

    ResponderEliminar
  9. alguien realmente, en algun momento, está preparado para enfrentar a la muerte?

    ResponderEliminar
  10. Nadie esta preparado Laura para enfrentar a la muerte, tenemos que aprender a vivir la vida.

    ResponderEliminar
  11. Nadie valora realmente lo que tiene hasta que lo pierde. A veces por vivir pensando en el futuro nos olvidamos de vivir el presente.
    Excelente tu presentación de este drama que puede ocurrirle a cualquiera. No dejemos de lado lo importante por hacer lo que sentimos urgente. No por defender el mástil perdamos la bandera.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Juan Carlos te agradezco, y leyendo tu presentación en blogger tengo que decirte que tu descripción es muy buena, me arrancaste una sonrisa, y eso de que no sabes escribir no lo comparto. Me ha gustado mucho.
    Gracias por comentar y bienvenido a mi blog :)

    ResponderEliminar
  13. Un relato triste y desgarrador frente a la muerte.
    No estamos preparados para afrontarla, pero el tiempo tiene la última palabra.
    Y nosotros, sólo podemos seguir caminando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Si Juglar, es triste pensar en la muerte, y muy dificil enfrentarla.
    Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario :)